Los cielos de Lovecraft

Por José Miguel García García

¡Nunca es sencillo escoger doce instantes! 

Es imposible pactar con la memoria qué rasgos de emoción guardamos de nuevo en el cajón, para dejar prevalecer otros en su lugar. A veces domina el fenómeno, otras veces es la luz combinada con la composición la que se impone; pero en ciertas ocasiones la emoción durmiente no da cobijo a la duda, y la foto por sí sola se abre camino. 

Son dos años los que resumimos y lo más curioso es que al acabar la selección y ponerme a contar, van mayoría de un 2020 extraño, terrorífico y tirano. Porque en los instantes previos a empezar la pesadilla, y durante la misma, en los huecos en donde disminuyó y se pudo salir a vivir, brilló especialmente la luz de esperanza de volver a ser todo normal, como prebendo debía ser un fulgor o faro para evitarme caer el abismo de locura a la que se dirigía el mundo. Y creó magias increíbles, surgidas del mismo éter del que debe beber la misma fantasía, para apaciguar mente y corazón, logrando un refugio en donde ambos sobrevivieran sanos al terrible año. 

Noruega, el Ártico, las Auroras Polares; lenticulares como jamás se soñaron; tormentas color esmeralda, rayos cercanos, ramificados; así como escenas de alguna fantasía celestial de cuento helado. Sin duda entre todas representan una ventana a algún tipo de lugar vetado al hombre, que tan sólo se deja a veces entrever que existe. 

Así que no sólo son doce instantes, son más bien la ventana a ocho universos en donde, al sumergirme para preparar este reportaje, encontré la ilusión y fuerzas para alimentar las ganas de que 2021 nos deje de nuevo libertad, salud y seguridad; para volver a recorrer los kms que este año se nos prohibieron. Para seguir hurgando en la realidad, buscando algún resquicio por dónde se le escapen retazos de fantástica locura.

Foto 1- Clímax eléctrico
11 de Agosto, 2020. Provincia de Ciudad Real.
Una de las pocas ventanas que hubo en el año para poder viajar y salir sin restricciones, sin límites o fronteras creadas por el miedo, que frenasen el siempre extraño discurrir de las "cacerías". Ese día fue el ya famoso de la supercélula de Ciudad Real capital con su brutal granizada, así como también las ocurridas por la provincia de Córdoba. Tras una jornada en la que siempre rozaba lograr esa foto que buscas, al acabar la tarde lo pude conseguir.



Foto 2- La trinidad
3 de Mayo de 2019, Baúl, Granada..
Si es una tarea ya de por sí difícil lograr coger un rayo de día, imaginaos lograr captar tres impactos simultáneos no relacionados con la misma descarga. Y además al menos uno de ellos de los llamados rayos "positivos". La tormenta iba inexorable hacía mi posición con la vista fijada en la torre de alta tensión a menos de un km, por si caía uno en ella y pensando si no estaba demasiado apurando el limite del riesgo por una foto.



Foto 3- Impacto
19 de Julio de 2020, desde el puerto de Contador, Almería..
Una de las descargas más espectaculares y perfectas, a plena luz del día, que he logrado fotografiar jamás. La caza de aquella tarde casi se puede resumir al logro de esta foto, pero hace tiempo comprendí que salgo de caza por más motivos, y que la foto soló es la representación del recuerdo gráfico, de la aventura lograda.



Foto 4- La bestia esmeralda
15 de Julio de 2020, Caravaca de la Cruz, Murcia. .
Por la extensa llanura y corredor de tormentas que se extiende entre la Puebla de Don Fadrique y Caravaca de la Cruz, avanzaba como si fuera una puerta tridimensional, este colosal sistema de tormentas muy organizado. A observación directa pudo bien haber tenido algún núcleo con rasgos supercélulares de corto periodo, pero integrados y camuflados en el sistema mayor. Shelfcloud avanzando en frente de racha, con granizo severo asociado y fuerte viento, propios de Downburst violentos.



Foto 5- Horizonte
15 de Julio de 2020, Caravaca de la Cruz, Murcia..
El estreno de la D7500 con focal gran angular, en caza de tormentas severas, no pudo ser más épico por así decirlo. Ni con ese equipo se conseguía captar en completo la estructura de la tormenta. Todo el sistema montañoso al norte de mi posición, estaba abarcado por esa colosal estructura



Foto 6- Camino a a tempestad
15 de Julio de 2020, Caravaca de la Cruz, Murcia..
Nunca pensé que sería testigo del mito del cielo verde. Intenso y con esa magnitud cuando se echaba encima. Se añadía a la puesta en escena, unos cielos plagados de turbulencias nubosas bajo el gigantesco arcus que hacía parecer estar bajo las olas de un furioso mar. ¡Pero se podía respirar bajo aquel cielo para colmar de aire infinitos suspiros!



Foto 7- Valkiria
4 de Febrero 2020, playa de Utakkleiv, islas lofoten, Ártico.
El espíritu de toda la mitología vikinga surgió color verde fantasmal y danzó bajo las estrellas, en una corta ventana de tiempo que nos dejaron las constantes ventiscas durante todo el viaje. ¡Y si, es verdad, no se puede describir con palabras lo que se siente!



Foto 8- Alas del Ángel
24 de Enero de 2020, Calar Alto, Gérgal, Almería.
El paisaje era una yuxtaposición de luz sin que exista mayor adjetivo posible. En un blanco que interfería la realidad, el cielo y la tierra se mezclaban, abrigados por la niebla helada que lo envolvía todo; y cuando encontraba hueco el sol, entraba una luz atenuada para generar matices perfectos.



Foto 9- Flores de hielo
24 de Enero de 2020, Calar Alto, Gérgal, Almería..
Seis días de constante helada y niebla espesa. Seis días con fuertes nevadas intermitentes que acumularon espesores cercanos al metro. Seis días de espera e intentos para lograr llegar. Pude hacerlo a pie al fin, tras recorrer cerca de 6 km atravesando bosques y estructuras vestidas de una cencellada como quizás no se vuelva a ver.



Foto 10- La Brutalidad
Madrugada del 13 de Septiembre de 2019. Almería..
Rayo Positivo cercano a sólo 300m, delatando una muy probable Supercélula Anticiclónica. El rostro de la histórica tormenta severa que afecto Almería dejando tras la incipiente cortina que se deja entrever, de 110 a 150 mm entre Retamar y parajes del Cabo de Gata, los cuales quedaron aislados durante horas. Fue un homenaje a la severidad que es capaz de generar la Gota Fría. Un episodio como hacía muchos años que no se daba y que afectó muy especialmente a las provincias de Almería y Murcia.



Foto 11- Los cielos de Lovecraft
13 Diciembre de 2019, zona portuaria de la Ciudad de Almería.
Llevábamos días solapados de constante viento intenso. Aquella tarde sierra de Gádor genero una zona de "sombra" ventosa para la ciudad. Mientras hacia Cabo de Gata y Almanzora incidía con ráfagas de + 100 km/h, en la ciudad reinaba una extraña calma absoluta.



Foto 12- En las montañas de la locura
13 Diciembre de 2019, zona portuaria de la Ciudad de Almería.
¡Entonces con la llegada del atardecer apareció! Como si se tratase de aquel espejismo fantasmal de ciudad titánica, arcaica y de nombre olvidado, del que hacía gala la novela. La luz generó matices y sombras que fueron cogiendo una gama de colores imposibles, para acabar provocando un candilazo de tal magnitud que rasgó la férrea frontera de la realidad. Toda la ciudad volvió la mirada atónita al unísono, a ese universo extraño y cautivador que planeaba sobre las cabezas.